27 jun. 2012

Crónica de una noche cósmica en Vigo por Fantail

VI Noche Cósmica : La noche perfecta

    Al final nos salimos con la nuestra y montamos una verdadera noche indie-pop en la Sala Playmovil  de Vigo con nuestros 3 grupos preferidos juntos. Todo un ejercicio de ese egoísmo tan nuestro que nos caracteriza y que hace que sólo seamos capaces de apostar por las cosas que  realmente amamos de verdad.
Los Bonsáis en las Noches Cósmicas


    Los Bonsáis, When Nalda became punk y Wild Balbina, así se presentaba la noche. Distorsiones, cajas de ritmos y algunas de las voces femeninas más preciosas del indie nacional juntas en el mismo escenario. La noche comenzó con el grupo que más está dando que hablar con su primera maqueta en las últimas semanas: Wild Balbina. Si bien en su día nos tuvo en vilo a la espera de sus primeros registros sonoros, ahora lo hacían a la espera de ver cómo era su directo. La calificación para nosotros, organizadores, resto de bandas participantes y una buena parte del público fue de notable alto y en nuestro caso de más que grata sorpresa. Los temas de Wild Balbina mejoran en directo y su actitud entre tímida y temerosa de "los primeros conciertos" contrasta claramente con la continua sensación flotante de tener una futura gran banda delante que sólo puede ir a mejor a cada paso que dé. Zapata está genial a la batería y aporreando la pandereta al galope de las voces de Marta y Antía. Un concierto simplemente precioso y emocionante de principio a fin.
Wild Balbina 

     When Nalda became punk ya son viejos conocidos de las Noches Cósmicas y en su poder contaban además con el corazón de una buena parte del público que se han ganado en el último año trabajando duro. A la espera de su primer disco que está a punto de salir del horno bajo la producción del mismísimo Ian Catt, nos sorprendieron a todos con una versión de Ash y nos hicieron disfrutar una vez más con sus canciones. El grupo gana seguridad y Elena, Roberto y Antonio cada vez están más compenetrados y eso se nota.


    Y para terminar y nuestros amados Los Bonsáis. Hemos visto al grupo ya en 4 ocasiones y creemos que éste fue tal vez uno de sus mejores conciertos. Es difícil explicar por qué para nosotros este grupo es tan bueno en todo lo que hace. Tal vez sea su aire norteño, el timbre de voz de Helena que entra directamente al corazón, las melodías, la letras, los Big Muff saturados al extremo, las líneas de nuestro barbudo amigo Nel, el sonido de sus cajas de ritmos... En fin, no se puede ser más feliz que en un concierto de Los Bonsáis con Helena y Nel tocando "Ultramar", dejando para la posteridad versiones de Vaselines o Aventuras de Kirlian, descubriéndonos piezas nuevas o remontándose a sus orígenes con "La mecedora". Los que estáis teniendo la suerte de verlos en sus conciertos ya lo sabéis "geniales" y los bonsáis más grandes del mundo.


   
    Para nosotros fue simplemente la noche perfecta. Ahora, nos vamos de vacaciones, no sabemos si un mes o dos. El comenzar con este ciclo de conciertos ha sido un continuo carrusel de emociones y  estamos agotados. Necesitamos descansar un poco y hacernos con toda la energía posible para continuar con todo esto. Son tantas cosas las aprendidas, tantas emociones concentradas que no os podremos terminar nunca de agradecer a todos, grupos, sala y público las experiencias vividas, las canciones tocadas, los nervios, las sensaciones... Pronto volveremos con mucho más, prometido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario